De tapas por Málaga

En la tierra de Pablo Picasso, famosa por sus playas y su calendario repleto de días de sol, es posible comer pescaíto frito o tapas contemporáneas bien en mercados tradicionales o en otros más renovados, en bares de siempre (con más de 45 años) o en algún “cuartel general” que recuerda a los tiempos de la soviética KGB (no hay que asustarse, son las siglas del cocinero Kisko García Bar). En Málaga hay bares cargados de personalidad, en los que imperan el buen ambiente y los sabores más típicos.

Sigue leyendo